Tienda física ABIERTA en horario habitual de 10:00h a 13:30h y de 17:00h a 20:00h. #QueNoPareLaMúsica

SANTA CECILIA: PATRONA DE LA MÚSICA

Oct 23, 2020
 
SANTA CECILIA: PATRONA DE LA MÚSICA

¿Eres músico y no sabes por qué Santa Cecilia es la patrona de la música? Te contamos los motivos y muchas más curiosidades acerca de Cecilia de Roma, una noble romana a la que acostumbramos a ver acompañada de un órgano y alguna que otra partitura.

Los músicos celebran su festividad el 22 de noviembre recordando a Santa Cecilia, la patrona de la música. Pero, ¿sabes por qué Santa Cecilia es la patrona de la música? Hay ciertas explicaciones que basan su certeza en la historia acaecida, y aunque hay diversas tesis que no apuntan a la misma teoría, bien es cierto que Santa Cecilia siempre será recordada cada 22 de noviembre y todos los músicos celebraran que Santa Cecilia es su patrona, la patrona de la música.

CECILIA DE ROMA

Cecilia de Roma, más conocida como Santa Cecilia, fue una noble romana convertida al cristianismo y martirizada por su fe, en el siglo III d.C. Acostumbramos a identificar su representación porque suele ir acompañada de un órgano, o un laúd, aunque también es posible ver a Santa Cecilia junto con rosas.

Como dato, existe un movimiento llamado “cecilianismo”. El “cecilianismo” fue un movimiento musical nacido a finales del siglo XIX en el seno de la Iglesia católica en honor a Santa Cecilia. Este movimiento de renovación de música sacra estuvo vigente hasta la segunda década del siglo XX aproximadamente.

Es incierto el motivo principal por el que se considera a Santa Cecilia la patrona de la música, ya que existen unas actas, llamadas Actas del martirio de Santa Cecilia, aparecidas a mediados del siglo V, donde cabe la posibilidad de que hubiera una mala traducción de las mismas y ello comportara a confusión, y por tanto a Santa Cecilia a ser la patrona de la música.

ACTAS DE SANTA CECILIA

Las Actas de Santa Cecilia aparecieron sobre el año 480. Son unas actas anónimas, escritas en latín, que se transmitieron en numerosos manuscritos y se pasaron al idioma griego.

Según los textos, Cecilia había sido una virgen de una familia senatorial romana de los Metelos (una rama de la gens Cecilia que ocupó una posición dominante en la política romana), que se había convertido al cristianismo desde su infancia. Sus padres la dieron en matrimonio a un noble joven pagano, Valeriano. Cuando, tras la celebración del matrimonio, la pareja se había retirado a la cámara nupcial, Cecilia dijo a Valeriano que ella había entregado su virginidad a Dios y que un ángel celosamente guardaba su cuerpo; por consiguiente, Valeriano debía tener el cuidado de no violar su virginidad. Valeriano pidió ver al ángel, después de lo cual Cecilia lo envió junto a la tercera piedra miliaria de la vía Apia, donde debía encontrarse con el papa Urbano I.

Valeriano obedeció y fue al encuentro de Urbano, donde el papa lo bautizó y Valeriano regresó como cristiano ante Cecilia. Entonces se apareció un ángel a los dos y los coronó como esposos con rosas y azucenas. Cuando Tiburcio, hermano de Valeriano, se acercó a ellos, también fue convertido al cristianismo y a partir de entonces vivió con ellos en la misma casa, en completa pureza. Pero a partir de este momento, el prefecto Turcio Almaquio condenó a ambos hermanos a la muerte. El funcionario del prefecto, Máximo, fue designado para ejecutar la sentencia. Pero se convirtió al cristianismo y sufrió el martirio con los dos hermanos.

Cecilia enterró sus restos en una tumba cristiana y posteriormente la propia Cecilia fue buscada por los funcionarios del prefecto. Ésta fue condenada a morir ahogada en el baño de su propia casa pero tras sobrevivir, la pusieron en un recipiente con agua hirviendo. Sorprendentemente Cecilia también permaneció ilesa, y es entonces cuando el prefecto decidió que la degollaran allí mismo.

El ejecutor dejó caer su espada tres veces sobre el cuello de Santa Cecilia pero no pudo separar la cabeza del tronco y huyó, dejando a la virgen bañada en su propia sangre. Cecilia vivió tres días más, dio limosnas a los pobres y dispuso que después de su muerte su casa debía dedicarse como templo. El papa Urbano I la enterró en la catacumba del papa Calixto I, donde se sepultaba a los obispos y a los confesores.

22 DE NOVIEMBRE

Como ya se ha comentado anteriormente, la reputación artística de Cecilia fue, probablemente, el resultado de una mala traducción de las Actas de Santa Cecilia. La palabra latina órganis es el plural de órganum, que significa “instrumento musical”, y se tradujo como “órgano”. Más concretamente, la frase “mientras sonaban los instrumentos musicales, ella le decía al Señor” se tradujo en “ella cantaba y se acompañaba con un órgano”. Así pues, Cecilia se volvió patrona de la música, y a partir del siglo XV se empezó a pintar a la santa cargando un pequeño órgano portátil, y otros instrumentos como un clavicémbalo, un laúd, etc.

De este modo, los músicos celebran cada año el día 22 de noviembre Santa Cecilia como patrona de la música.

OBRAS MUSICALES

A los músicos no hay nada que nos guste más que la música para poder recordar la memoria de algunas personas, y es el mismo caso que se da con Santa Cecilia. Existen una gran cantidad de obras e himnos de grandes compositores dedicados a Santa Cecilia, y entre ellos, el famoso “Himno de Santa Cecilia”, interpretado en algunas localidades Valencianas, cada año en el concierto o misa celebrados en honor a Santa Cecilia.

Otras obras musicales dedicadas a Santa Cecilia

  • Ode for St Cecilia´s Day, de Georg Friedrich Händel, HWV 76.
  •  Misa a Santa Cecilia, de Alessandro Scarlatti.
  • Missa Cellensis in honorem Beatissimae Virginis Mariae, "Cäcilienmesse", de Franz Joseph Haydn (1766).
  • Cecilia, vergine romana, de Arvo Pärt, para coro mixto y orquesta (2000), interpretada por Myung-Whun Chung (director), al frente del coro y de la orquesta de la Academia Nacional de Santa Cecilia.
  • Himno Plegaria a Santa Cecilia (Valencia, España), de Salvador Giner Vidal, del cual existe una versión orquestada de José María Cervera Lloret para coro mixto y orquesta.

En conclusión

El día 22 de noviembre siempre será celebrado por los músicos el día de Santa Cecilia, recordando cada año a la patrona de la música: Cecilia de Roma.

En Instrumentomanía nos gusta celebrarlo y recordarlo siempre con una de nuestras publicaciones, y este año hemos decidido acompañarla de este post. Esperamos que os haya gustado.

¡Feliz día de Santa Cecilia!

 

Fuentes: Wikipedia.

Contecte con nosotros... ¡Te llamamos gratis!